Control integrado del camión y la barredora quitanieves: otro hito en el camino hacia las operaciones autónomas en los aeropuertos

El pasado miércoles, en la plataforma de Stuttgart, el Grupo Aebi Schmidt y Stuttgart Airport GmbH presentaron cómo es el futuro del mantenimiento invernal con vehículos y equipos de funcionamiento autónomo. El sistema, probado en el aeropuerto de Stuttgart, está totalmente integrado por primera vez. 

Difícilmente habrá una solución universal estandarizada para el uso de sistemas automatizados y autónomos en los aeropuertos. Por ello, el planteamiento de Aebi Schmidt en varios pasos permite adaptar los sistemas, a las necesidades específicas de cada aeropuerto. Una novedad y otro hito en el camino hacia las operaciones autónomas es el sistema totalmente integrado, en el que el camión y la barredora quitanieves se controlan a través de la misma plataforma. El aeropuerto de Stuttgart ha tenido una importante participación en el desarrollo y las pruebas, en particular en el marco del proyecto SmartFleet, financiado por el Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima de Alemania.

Las barredoras equipadas con el AirfieldPilot de Aebi Schmidt son capaces de limpiar pistas y calles de nieve y hielo de forma totalmente automatizada. Las rutas previamente registradas pueden ser editadas por la dirección de operaciones, de modo que las máquinas quitanieves, los cepillos y las sopladoras pueden desplegar los trabajos de forma completamente automatizada según conceptos de limpieza predefinidos. El sistema garantiza que una posible desviación del vehículo se tenga en cuenta inmediatamente y que el trabajo actual se ajuste dinámicamente en tiempo real según las especificaciones del concepto de limpieza.

Integración total: la barredora quitanieves y el camión, así como los vehículos y unidades individuales entre sí, están ahora totalmente integrados y controlados de forma centralizada

Los representantes de prensa y los clientes interesados pudieron comprobar por sí mismos en el aeropuerto de Stuttgart que el futuro de las operaciones autónomas está, una vez más, un paso más cerca. Las operaciones automatizadas o autónomas no sólo son más eficientes y rentables, ya que permiten una mayor disponibilidad de las máquinas y el personal, menos averías y una precisión de hasta 2 o 3 cm; además, contribuyen especialmente a aumentar la seguridad y a reducir las emisiones de combustible. Desde el punto de vista operativo, los sistemas son también un gran y valioso apoyo, especialmente en caso de mala visibilidad debido a la oscuridad, la niebla o la nieve.

Durante los ensayos y las pruebas de conducción, un operario permanecía en el vehículo para intervenir en caso de emergencia. En última instancia, la puesta en marcha de estos vehículos, tanto en Stuttgart como en cualquier lugar, dependerá del marco legal en el que se encuentren.

 

Información complementaria:

Rudi Rosenkamp, Jefe de Ventas Global, explica a los invitados interesados las ventajas y el estado de desarrollo del sistema.