¿Han demostrado las barredoras de accionamiento eléctrico su eficacia en la práctica?

¿Qué tienen en común Palma de Mallorca, Southampton y Gstaad? Si consideramos el número de habitantes, los tres municipios no podrían ser más diferentes. Sin embargo, todos tienen algo en común: en los tres se usa hace bastante tiempo la eSwingo 200+, de accionamiento totalmente eléctrico. ¿Ha demostrado esta barredora su eficacia en comparación con el modelo de funcionamiento convencional? Hemos planteado esta pregunta a las personas que conocen la respuesta. 

Una vez cargada la batería, la eSwingo 200+, de accionamiento totalmente eléctrico, funciona fácilmente durante unas 10 horas hasta el siguiente ciclo de carga. Con los sistemas de carga rápida y gracias a la tecnología de recuperación inteligente, su disponibilidad operativa puede mantenerse de forma continua durante varios turnos sin necesidad de reajustar parámetros de barrido. Las barredoras de accionamiento eléctrico permiten una planificación operativa más flexible, ya que, por ejemplo, se eliminan los viajes para repostar que requieren una buena cantidad de tiempo. Las ventajas son evidentes: 

  • El funcionamiento sin emisiones reduce las emisiones de CO2 día tras día. 

  • Las emisiones de ruido más bajas son del agrado de los conductores y de los residentes por igual. 

  • El menor coste total de propiedad (CTP) cuida el presupuesto. 

  • La reducción de las tareas de mantenimiento libera recursos para otras actividades. 

  • El servicio y el diagnóstico de la batería los realiza Aebi Schmidt, tal y como en el caso de la retirada y el reciclaje gratuitos. 

 

Obsérvese, además, que todas estas ventajas se aplican sin comprometer el rendimiento y sin tener que renunciar al equipamiento modular, a las diversas opciones de ampliación y al diseño ergonómico de la cabina. 

Pero, ¿estos datos que presentamos aquí se corresponden también con la experiencia práctica? ¿Las barredoras de accionamiento eléctrico demuestran su eficacia en el uso diario? Queríamos que nos lo confirmasen las personas que realmente lo saben. A continuación, presentamos las respuestas de los responsables de tres municipios de tamaños muy diferentes.  

La eSwingo 200⁺ de Emaya ante un telón de fondo histórico magnífico en Palma de Mallorca

Palma de Mallorca (España): 400 000 habitantes | Flota compuesta por 30 barredoras compactas | 1 eSwingo 200+ de accionamiento eléctrico en operaciones desde hace 15 meses 

La empresa Emaya en Palma de Mallorca es responsable, entre otras cosas, de mantener limpias las calles y las aceras de la capital. Hace unos dos años, la empresa se propuso como objetivo hacer que sus actividades y procesos operativos fueran lo más ecológicos y sostenibles posible. Fue en este contexto que Emaya adquirió también una eSwingo 200+. Los conductores y los jefes de servicio están muy satisfechos con este modelo de accionamiento eléctrico. La eSwingo 200+ se utiliza en Palma de Mallorca principalmente en el centro de la ciudad, porque es allí donde los beneficios del funcionamiento sin emisiones y con un menor ruido son más evidentes, especialmente en el casco histórico. La integración en la flota se realizó sin problemas. Emaya valora, no solo las ventajas en su aplicación, sino también los menores costes de mantenimiento. El intervalo de mantenimiento es de unas 1000 horas de servicio, el doble que el de un modelo diésel. Emaya forma a sus mecánicos y conductores debidamente, ya que cuando se trata de componentes eléctricos se requieren algunas cualificaciones especiales. En Palma de Mallorca, esto se considera una inversión de futuro, porque, como dice Emaya, no hay vuelta atrás. 

Las eSwingos en uso en Southampton (Gran Bretaña)

Southampton (Gran Bretaña): 250 000 habitantes | Flota compuesta por 11 barredoras, entre ellas 8 barredoras compactas | 5 máquinas de accionamiento eléctrico | 4 máquinas eSwingo 200+ en operaciones desde diciembre de 2020 

La integración de las barredoras eléctricas no requirió ningún cambio en los conceptos operativos de Southampton y los beneficios previstos se han hecho completamente realidad en la práctica. Para mantener la flexibilidad en cuanto a los tiempos y los lugares de recarga, se instalaron estaciones de recarga en los centros operativos distribuidos por toda la ciudad. Por supuesto, estas instalaciones no son solo para las barredoras, sino que se encuadran en el contexto de la promesa de la administración municipal de estar libres de emisiones para 2030. El objetivo de Southampton es tener una huella neta cero en todas las instalaciones y maquinas, y operar con un 90 % de su flota libre de emisiones para 2030. El director de los servicios municipales, Mark Winter, nos explica: «Las barredoras sin emisiones no solo ofrecen un aire más limpio para los peatones, sino también para el conductor en la cabina. Son fáciles de conducir y mucho más silenciosas que los vehículos diésel, lo que supone una ventaja para los residentes cuando empezamos a trabajar a primera hora de la mañana. La capacidad de la batería de la eSwingo es excelente y la carga útil se ha incrementado en 500 kg. También valoramos el hecho de que los intervalos de mantenimiento sean más espaciados, y tengamos así menos tiempo de inactividad y menores costes. Además, hemos comprobado que la velocidad de los ventiladores es menos variable en los vehículos eléctricos, lo que mejora la potencia de aspiración y aumenta la eficacia del barrido.» Además del funcionamiento general respetuoso con el medio ambiente, al cabo de solo unos meses ya pudimos constatar que el ahorro de gasóleo se traducía rápidamente en unos costes operativos considerablemente menores. 

Los responsables de mantener las calles limpias en Saanen/Gstaad (de izquierda a derecha): Hanspeter Hefti (jefe de operaciones en funciones), Christian Wisler (empleado del centro operativo), Christian Brand (jefe del centro operativo)

Saanen/Gstaad (Suiza): 6800 habitantes | 1 barredora compacta eSwingo 200+ de accionamiento eléctrico en operaciones desde hace unos 12 meses 

En Saanen/Gstaad, no fue necesario hacer ningún ajuste a la configuración de barrido. Desde el primer día, la eSwingo 200+ pudo realizar los mismos recorridos que antes se realizaban con la máquina diésel. Tampoco fueron necesarias medidas especiales para la integración de la eSwingo 200+ en la flota del centro operativo. Para los conductores, el trabajo es ahora más agradable, ya que el ruido en la cabina es considerablemente menor que con el modelo diésel. «Antes de la compra, existía cierto escepticismo sobre si el modelo de accionamiento eléctrico podría ofrecer el rendimiento habitual», afirma Hanspeter Hefti, jefe de operaciones en funciones. «Pero nuestros conductores constataron rápidamente que no era necesario hacer cambios significativos y que el manejo y el funcionamiento eran iguales que en el modelo diésel», señala Hefti, y añade: «Únicamente dimos algunos consejos a nuestros conductores en cuanto al estilo de conducción para circular de forma algo más consciente y económica, por ejemplo, bajando la velocidad de la turbina cuando no se necesita toda la potencia. De este modo podemos proteger la batería». Aunque el ahorro en los costes es todavía limitado después de solo un año de funcionamiento, el enorme ahorro de gasóleo es ya evidente y, por supuesto, muy bienvenido. La conclusión del equipo en Sannen/Gstaad tras el primer año de funcionamiento: «Una barredora con motor diésel ya no sería una opción en el futuro».